EL VERGONZOSO EN PALACIO, DE TIRSO DE MOLINA



Adaptación de Daniel Macías


PRÓXIMAS REPRESENTACIONES

(por confirmar)



ÚLTIMAS REPRESENTACIONES:
  • Estreno: Salón de actos del Colegio Maravillas (7, 8 y 9 de junio). Representaciones benéficas a favor de la asociación lo cal "fibromañgia Benalmádena"


NOTICIAS

Vídeo de YouTube




VER   GALERÍA    FOTOGRÁFICA
GALERIA VERGONZOSO EN PALACIO



Carta del director a los actores:

No es nada fácil explicar lo que uno siente después de una experiencia como ésta, pues “ya sabes que requiere aquese oficio persona en quien concurran juntamente calidad, discreción, presencia y pluma; pero como “por palabras los intentos, quiere que expliquemos Dios”, no puedo más que intentarlo. 
Cuando a principios de curso me preguntaron sobre qué proyecto estaba pensando llevar a cabo con el grupo comunidad educativa del Colegio Maravillas, en un principio contesté “Intento ir señora donde pueda alcanzar fama que exceda a mi altivo pensamiento”, y me contestaron cosas como “tú querrás subir al cielo, y daremos en el lodo”, o “¡Bueno, a fe!”, o “vos entraste primo cuerdo, y pienso que saldréis loco”, pero yo pensé “No os metáis en eso vos, que no empuño yo de balde el palillo”, así que decidí seguir adelante con el proyecto.
Cuando entregué el guion a mis compañeros, sin duda pensaron, “¿Esto he de sufrir? ¡Ay cielo!”, “¡Válgame Dios! El juicio que tendría el inventor de tan confusa labor y enmarañado edificio…”, y yo pensé, “Es verdad; y aun en mis calzas se han sonado de miedo las narices del rostro circular, romadizadas”, pero no tardaron en dar un paso adelante y comenzar a trabajar, aunque sin duda a la hora de aprenderse el texto en sus casas pensaron ¿Qué novedades son estas, altanero pensamiento? ¿Qué torres sin fundamento tenéis en el aire puestas? ¡¡¿Cómo andáis tan descompuestas imaginaciones locas?!! ¿Siendo las causas tan pocas queréis exponer mis menguas a juicio de las lenguas y a la opinión de las bocas? Pero como no podía ser de otra manera, terminaron pensando “la vergüenza mi loco apetito venza que, si es locura admitirlo dentro del alma, el decirlo es locura y desvergüenza”.
Así que comenzamos a trabajar. Cada día traían nuevas escenas aprendidas, y nuevas propuestas para sus personajes, y de cada uno de ellos yo pensaba “Oh, noble pecho, que entre paños bastos descubre el valor mayor que he visto”, “¡Venturosos han sido los principios!”, y me iba a casa satisfecho y motivado.
El curso avanzaba y la vida, como siempre, nos iba poniendo obstáculos, y qué obstáculos… “Altibajos son del tiempo y la Fortuna inconstante siempre y vario”, pero no era la primera vez que nos enfrentábamos a “La Fortuna y su rueda”, y ahí estábamos todos para decir, “¡Presto dará Fortuna la vuelta”! “¡Ánimo ten, porque en ella es natural cuando comienza por mal, venir a acabar en bien!”; y la respuesta rotunda fue “De esto te vengo a dar señor noticia”: “¡Sea así!”. No tengo palabras para eso “¿Puede decirlos más claro una mujer principal? “¡Par diez, que ella dice bien!” “El poco temor que muestra dice el valor que encubre”. 
Así que nos volvimos a levantar y nos dispusimos a trabajar con más fuerzas que nunca, dándonos todo el apoyo los unos a los otros, “que así a mis amigos guardo”.
Se acababa el tiempo, y como “cualquier dilación es mala”, comenzamos a poner ensayos día sí y día también, “porque la industria, los trabajos vence”. Finalmente llegó el gran día, luego el segundo gran día y luego el tercer gran día.
Cada día me sentía más maravillado y orgulloso de ellos, y viendo la buenísima recepción de nuestro público, al fin pude afirmar “Presto os habéis divertido”, “No fue vana mi esperanza”, porque yo siempre apuesto por ellos, porque sé de lo que son capaces y da gusto trabajar con ellos, porque no son alumnos, son compañeros, amigos, familia…
¿Qué tenemos en común? Muchas cosas… pero está claro lo que nos ha unido… pues… “¿Que fiesta o juego se haya que no le ofrezcan los versos… en la comedia, los ojos no se deleitan y ven mil cosas que hacen que estén olvidados tus enojos?” ¿Qué es el teatro para nosotros? “De la vida es un traslado, sustento de los discretos, olvido de los agravios, manjar de diversos precios, que mata de hambre a los necios y satisface a los sabios”.
A vosotros, solo me queda deciros que “Deudor os soy de la vida” y que “Dará el tiempo testimonio de esta duda”.

¡De estas calzas por momentos salen quimeras como esta…!

¿“No quieres más”? “Pues yo sí”.